Los vibradores y dildos de succión cuentan con un “chupón” en la base que les permite pegarse en diferentes superficies.
Con esto, podrás colocarlos sobre una mesa, el suelo o contra la pared para lograr movimientos controlados.

Con esto, podrás colocarlos por ejemplo, en la pared de la ducha y jugar de manera placentera mientras te bañas.
En algunos casos, estos vibradores y dildos de succión los puedes usar también con arneses o de manera manual.

Si tienes dudas de modelos o usos, puedes preguntarnos para aclararlos.