Es octubre y es momento de hablar del cáncer de mama

Es octubre y es momento de hablar del cáncer de mama

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Es momento de hablar de algo importante para todos: El cáncer de mama. Sólo en México, el cáncer de seno como también se le conoce, es la causa de mayor mortalidad entre mujeres.

Pero nos estamos adelantando mucho, vamos por el principio.

¿Qué es el cáncer de mama? Empecemos por las células y qué es lo que lo provoca.

El cuerpo humano está formado por células. El cuerpo las crea y reemplaza a las que mueren por otras nuevas. En general, el cuerpo crea células normales y sanas. Esto incluye a las células de los senos (pechos o mamas).

Si una célula cambia y adopta una forma anormal y a veces, nociva, esta puede dividirse de manera rápida una y otra vez sin morir, con lo cual se hacen varias copias de sí misma, generando un error en el sistema.

Si esto llega a pasar, se puede comenzar a formar una masa o bulto el cual puede crecer. A esto lo conocemos como tumor.

En algunos casos puede ser benigno (que no hace daño a la salud del portador, pero igual se tiene que tener cuidado) o maligno.

El cáncer de mama es un tipo de tumor que se desarrolla en las células de la mama de una persona y contrario a las ideas generales, puede pasar en hombres como en mujeres.

Tal vez creas que solo las mujeres pueden tener cáncer de mama, pero como todas las personas, sin importar su género, tienen tejido mamario y por ende, células en los pechos, los hombres también pueden tener cáncer de mama (aunque esto es muy poco frecuente, también es importante revisarlo, hacer la autoexploración y tener los cuidados necesarios).

Es importante saber que una persona con cáncer de mama se puede presentar de diferentes maneras; por ejemplo, puede tener células cancerosas en una parte del seno y sentir un bulto, muchas veces palpable.

En otros casos, puede estar presente en ambos senos.

O hacer metástasis: el cáncer de mama se extiende a otras partes del cuerpo.

¿Por qué las personas tienen cáncer de mama?

Cualquier persona, en especial, mujer, puede tener cáncer de mama, pero hay cosas que pueden favorecerlo:

• Antecedentes médicos familiares: una mujer cuya madre, hermana, tía o hija lo ha tenido tiene más probabilidades de tenerlo.

• Edad: al envejecer las mujeres tienen más riesgos de desarrollarlo. Las adolescentes y las mujeres de entre veinte y treinta años, tienen menos probabilidades de tenerlo.

• Dieta y estilo de vida: las mujeres que fuman, comen muchas grasas, beben alcohol y no hacen suficiente ejercicio pueden tener un mayor riesgo de desarrollarlo.

Senos / cancer de mama¿Cuáles son los signos del cáncer de mama?

Una mujer con cáncer de mama tal vez no tenga problemas o quizás sienta un bulto indoloro en el pecho. Como mujer (principalmente) debes revisar tus pechos mensualmente, lo cual puede ayudar a encontrar bultos u otros cambios que un médico debe examinar.

La mayoría de los bultos no son cáncer, pero para saberlo con certeza, todos los bultos que sientas deben ser revisados por un médico.

Los bultos en los senos que no son cáncer pueden ser tejido cicatrizal o lo más común, quistes (bultos o bolsas llenas de líquido); también pueden deberse a los cambios normales del pecho asociados con hormonas o la edad.

Una recomendación: revisarte a la mitad de tu ciclo menstrual es buena idea. Ejemplo: si tu mesntruación fue del 1 al 5, revisarte del 15 al 20 de cada mes. Por dar un ejemplo. Esto para evitar cambios visibles por las hormonas.

Las mujeres que comienzan la pubertad quizás noten un bulto debajo del pezón cuando los senos comienzan a desarrollarse. En general, esto es normal. Pueden preguntar a sus familiares -madres o alguien de confianza- o a un médico familiar para estar seguras.

¿Qué hará el médico?

Es necesario hacer una autoexploración, conocer tu cuerpo te ayudará a encontrar cambios que pueden no ser normales en tu cuerpo; en cuanto encuentres algo raro o que no sea de tu agrado, ve al ginecólogo.

En algunos casos, si encuentras algo o tienes dudas, el médico descubre un bulto en el seno de una mujer durante un examen de rutina, que es muy importante practicar (en conjunto con el papanicolau).

En otros casos, durante una mastografía se encuentra un bulto imposible de palpar.

Las mastografías son un tipo especial de radiografía que ayudan a los médicos a ver qué ocurre en el interior de los senos; se realizan en mujeres cada año a partir de los 40 años. A veces, también se toman otro tipo de imágenes, como una resonancia magnética.

El siguiente paso cuando se encuentra un bulto, es que el médico quiera analizarlo.

La mejor manera de hacerlo suele ser una biopsia. En una biopsia, se toma una pequeña cantidad de tejido mamario mediante una aguja o durante una pequeña cirugía. Después, el tejido se examina en un microscopio para buscar células cancerosas.

La biopsia puede ser benigna, es decir que el bulto no es cáncer.

Si la biopsia muestra células de cáncer, el bulto es maligno. Si un bulto en una mama contiene células cancerosas, la mujer decidirá qué hacer junto con el médico y la familia.

¿Cómo se trata el cáncer de mama?

El tratamiento para el cáncer de mama suele depender principalmente del tipo de cáncer y de si el cáncer se ha extendido fuera del pecho a otras partes del cuerpo. Estos son algunos de los tratamientos más  comunes:

• Escisión o lumpectomía: en la que se retira el tumor canceroso del pecho. Las mujeres suelen someterse a esta cirugía cuando el cáncer se detecta en las etapas iniciales y cuando el bulto es pequeño y solo se encuentra en una parte del pecho.

• Mastectomía: en este procedimiento se quita toda la mama.

Esta cirugía se realiza cuando las células cancerígenas se han extendido a lo largo de la mama y a otras partes del cuerpo. Es una de las mejores formas de quitar la totalidad o parte del cáncer y puede ayudar a impedir que este se extienda o vuelva a aparecer.

A veces, las mujeres con una mastectomía deciden hacer una cirugía de reconstrucción del pecho para que tenga una forma similar a la que tenía antes. En cualquier caso, se debe buscar que la paciente se sienta cómoda.

• Radioterapia y quimioterapia:  Se suelen usar después de una lumpectomía o una mastectomía y asegurarse de destruir todas las células cancerosas que pudieran quedar restantes en el cuerpo y que no vuelvan a crecer.

En el caso de la radioterapia se usan rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas.

En la quimioterapia, un medicamento especial viaja a través del cuerpo y mata las células cancerosas restantes.

Ambos pueden ser un poco agresivos, pero lograrán que tu calidad de vida mejore con el tiempo.

 

beat the cancer

Vivir con cáncer de mama

Tenemos que tener en cuenta algo: Enfrentar el cáncer es complicado y el cáncer de mama no es la excepción, es difícil, no solo para una mujer, sino también para su familia.

Las mujeres con cirugía de mama o tratamiento es normal que no se sientan bien durante un tiempo. Si le quitaron la mama, es probable que se encuentre deprimida. ¡Y quién no! Piensa en perder una parte de ti. Socialmente podemos sentirnos incómodas pensando en la parte estética, aunque hay cosas más importantes, como estar con vida y con las personas que queremos.

En caso de que una mujer necesite quimioterapia, es probable que tenga caída de cabello, sienta náuseas y malestar estomacal.

Además existe una preocupación constante: puede que el cáncer regrese y se vuelve a enfermar.

La buena noticia es que muchas veces, en especial si el bulto se detecta en las primeras etapas, las mujeres con cáncer de mama viven una vida plena y saludable después del tratamiento. Algunas de ellas se unen a grupos de apoyo para poder hablar con otras mujeres con cáncer de mama que están atravesando las mismas emociones.

Incluso hay grupos a los que se pueden sumar los niños o los miembros de la familia para hablar de sus sentimientos cuando un ser querido tiene cáncer de mama.

Prevención del cáncer de mama

Los médicos y los científicos están trabajando para encontrar curas para el cáncer de mama. Están investigando nuevos medicamentos que tal vez puedan llegar a prevenir la enfermedad. Pero, mientras tanto, es importante que las mujeres detecten la enfermedad a tiempo.

Las mastografías regulares, junto con los autoexámenes mamarios mensuales, son la mejor manera que las mujeres tienen para protegerse.

Deja un comentario